Me llamó la atención el hecho de que el cajón del ex presidente se presentara cerrado al velatorio, más aún cuando, según escuché, un ataque al corazón no presenta desfasajes importantes en los rostros de las personas fallecidas. Entonces, pensando en la personalidad de Kirchner, un prestidigitador de la mentira, ¿no nos habrá regalado su mentira más grande?
Sabemos que Kirchner puede fácilmente lograr que varios médicos firmen su defunción. A partir de allí, los medios sólo difunden lo que se les da y no lo que ven (por lo general no hay periodistas en el país, sólo hay empleados obedientes que trabajan de periodistas lo cual no es una crítica hacia ellos que no tienen otra si es que ambicionan comer, y sí sistema que impera en nuestro medio, con la excepción del Grupo perfil). Por lo tanto, la muerte de Kirchner es una noticia NO CONFIRMADA. Sólo se cuenta con la palabra de la presidente y con la firma de un médico, nadie lo vió muerto.
A los seguidores de los K se los lleva de la naríz, no presentan problema alguno porque no piensan sólo aspiran a recibir su óvolo por su fidelidad. Es muy posible conseguir un cadáver para llenar el cajón. El entierro fue íntimo (demasiado, ni el perro estaba), nadie extraño a la familia lo presenció ¿porqué? Los hijos de Kirchner y la misma Cristina no presentaban rasgos de haber llorado ni de sufrimiento, incluso Máximo Kirchner hasta sonreía con los que se le acercaban frente a las cámaras. Mi escasa experiencia me indica que una esposa y sus hijos, ante una muerte tan inesperada como ésta, estarían totalmente quebrados e impotentes, pero ninguno de ellos presentaban estos signos, casi estaban frescos. Es posible que yo no entienda demasiado de la psicología de los deudos, pero la escena me pareció un buen montaje de escenografía cinematográfica.
Y si todo ello fuera poco, me entero que la hermana menor de Kirchner, María Cristina, no estuvo presente en ninguna ceremonia, ¿es eso extraño? o yo estoy más loco de lo habitual . El mal olor abunda, según mi naríz, mucho más de lo habitual en éstas circunstancias.
Con estos sencillos elementos, para alguien que está en el poder 8 y tan grande como supo crear Néstor), resulta muy sencillo presentar un segundo caso Yabrán en la Argentina y venderlo, porque el país está dividido (K se encargó muy bien de ello). La noticia que Yabrán murió por suicidio no se lo cree nadie, aunque fue vendida a los cuatro vientos graciosamente por autoridades y medios de comunicación. En Argentina, en ciertos campos, por ejemplo el político, la dignidad es una figurita difícil de encontrar, en cambio George Washington es harto conocido y solicitado a cambio de casi cualquier cosa.
Si ésta hipótesis fuera verdadera, la pregunta que me surge es ¿porqué lo haría? Y de inmediato se me acumulan razones en la mente de lo positivo que resulta éste evento para el matrimonio K muerto ya políticamente y con serias posibilidades de terminar en la cárcel. Veamos, Kirchner, dueño de una imaginación, una audacia ilimitada y una falta de pruritos morales que asusta, tiene muchas razones para desaparecer y luego previas operaciones plásticas faciales, mantenerse en la oscuridad y lograr cosas que una persona tan expuesta no puede hacer. Moyano era un enemigo muy odiado por él y el mismo Kirchner lo hizo crecer, y es muy capaz de traicionarlo tal como él lo hizo con Duhalde cuando éste lo erigió como presidente para que no ganara Carlos Menem. Precisamente, la noche anterior a su supuesta “muerte” de Kirchner, tuvo una gran discusión por la ambición desmedida del delincuente camionero. ¿Es que no lo podría parar ya luego de haberle aportado tanto poder? ¿Es que el futuro de los K se veía amenazado por éste señor que nunca subió a un camión? Moyano, quien seguramente participó en la falsificación de medicamentos que se esta investigando, tenía mucho miedo a caer en la cárcel y lo imagino capaz de extorsionar a cualquiera con tal de que eso no suceda. Es probable que en la cárcel no alcance a durar un solo día con vida, ya qe un delincuente de su talla debe tener muchos otros delincuentes que ambicionarían matarlo. Ahora Moyano niega haber hablado con Kirchner y, curiosamente, al igual que Kirchner, dijo que es un invento de los periodistas. Lo clásico, ellos son todos monaguillos, los otros son los malos. Es decir que Moyano era una piedra grande en el zapato de Kirchner. Néstor Kirchner es judío según dicen los que dicen que saben, pero por alguna razón lo ocultó todo el tiempo.
Si el ex presidente desaparece de escena obliga moralmente a todos los peronistas a apoyar a Cristina y probablemente es la única forma de luchar contra el camionero (es un decir, porque estoy seguro que no trabajó nunca). Por otra parte creo que ya estaba convencido que en el 2011 ninguno de los dos K ganaba las elecciones, y existía la clara posibilidad de ir presos por mal uso de fondos públicos, razón ésta por la que, para conservar inmunidad lo llevó a ser diputado aunque n siquiera sabe dónde queda el Congreso porque no estuvo presente más de una vez.
De Néstor Kirchner, quien demostró que no tenía miramientos de ninguna clase y que era capaz de todo para alcanzar y mantenerse en el poder, bien podría haber fraguado ésta filmografía para no ir preso y ser denigrado por la sociedad. Especuló con los humildes a quienes en diez años apenas les dio un pancho y una coca (igual que Perón) y fue repudiado por la clase media que destrozó y simplemente aborrecido en las grandes ciudades. Con una muerte sorpresiva, el impacto confundía a todos y los canales de TV estuvieron y aún están hablando del tema y mostrando al mundo una falacia, porque pareciera que Kirchner era muy querido en el país por eso se lloraba su muerte, cuando en realidad no lo era, y no menos del 50% de los asistentes estaban obligados a estar presentes para mantener el subsidio que se le había entregado, del mismo modo que tuvieron que trabajar pegando carteles para las elecciones que en pocos días se dará en la renovación de intendentes. Es decir, que todos los habitantes del país pagamos para que muchas personas dediquen su tiempo a pegatinas políticas al servicio del partido gobernante.
Juro que no me sorprendería encontrar en la calle a Néstor Kirchner hoy. El mayor mentiroso de la historia política argentina, plagada de mentirosos aberrantes, no me sorprendería que haya lanzado al aire su última mentira, al menos con su verdadero nombre.
Este post es resultado de una noche de insomnio, por lo que, cualquier parecido con la realidad es tan sólo una mera casualidad. Los personajes aquí descriptos son todos ficticios, no existen y aquellos a quienes describo como malos, son todos colaboradores con la Cruz Roja, fueron abanderados y hasta llevan el sahumerio en las procesiones.